• Guanajuato, Veracruz, Estado de México, San Luis Potosí y Campeche son las entidades que concentran el 51% de los casos
  • Los recientes casos pusieron al descubierto la indiferencia de las autoridades ante las denuncias de agresión y amenazas.

La violencia contra las mujeres es una constante en México, país en donde los agresores usan diversos métodos para lastimar a sus víctimas, entre ellos las quemaduras con elementos como gasolina, alcohol o ácido.

En el primer semestre de 2022 se reportaron 47 casos de mujeres quemadas intencionalmente, siendo los estados de Guanajuato, Veracruz, Estado de México, San Luis Potosí y Campeche los que concentran el 51% de los casos.

Guanajuato es el estado que encabeza la penosa lista con seis de los casos, según datos de la Secretaría de Salud Federal. De las víctimas, cuatro eran menores de edad, entre ellas se encuentra una bebé de meses de nacida.

Las otras víctimas son una niña de seis años y dos adolescentes de 14 y 17 años. En cuatro de estos casos, familiares de las menores fueron los agresores, uno se clasificó como violencia no familiar y el otro se consideró que fue provocado por trata de personas.

Por su parte, Veracruz registró cuatro casos de mujeres que fueron quemadas por violencia familiar; uno de ellos correspondió a una bebé de un año. Las otras víctimas fueron mujeres de 22, 41 y 61 años, y se atendió a otra de 29 años por un ataque violento cometido por alguien con quien no tenía parentesco.

Una de las afectadas se encontraba embarazada al momento de la agresión y una más se identificó como persona indígena.

En tanto, las autoridades sanitarias del Estado de México atendieron por violencia familiar a cuatro mujeres quemadas, de 23, 27, 31 y 33 años, así como a una adolescente de 15 años, cuyo agresor fue un desconocido. De ellas, una se encontraba embarazada.

Con cuatro mujeres quemadas intencionalmente, están San Luis Potosí, estado donde las víctimas tenían 14, 16, 28 y 31 al momento de la agresión; además una de ellas se identificó como indígena. Campeche tiene el mismo número de afectadas de 30, 32, 37 y 41 años.

Antes del caso de Luz Padilla y la niña de 11 años quemada en un albergue, Jalisco reportó tres casos de mujeres quemadas, de 29, 30 y 38 años.

Morelos, estado que también tuvo un episodio de crueldad que se dio a conocer en medios de comunicación, registró con anterioridad a él dos casos de mujeres quemadas, de 17 y 34 años, una de ellas embarazada.

Los casos que pusieron en la mira la terrible situación

Uno de los casos de mujeres quemadas intencionalmente que acaparó los medios de comunicación y la opinión pública fue el de Luz Raquel Padilla, una madre de un niño con autismo, quien fue quemada en un parque de Zapopan, Jalisco. Además, dejó al descubierto la indiferencia de las autoridades ante las denuncias de agresión y amenazas.

También en Jalisco, una niña de 11 años fue quemada y maltratada en un albergue de Tonalá, mientras que, en Morelos, Margarita Seceña fue quemada por familiares, en presencia de su madre e hijos, por la disputa de un inmueble.

Abundan los casos donde las autoridades no han sido capaces de presentar avances en las investigaciones mucho menos en aplicar justicia.

Por redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.