• Cinco de los mineros que lograron salir revelaron lo que vivieron cuando miles de litros de agua inundaron el lugar y quedaron atrapados
  • El rescate de los 10 mineros atrapados avanza contra reloj.

La tragedia volvió a Coahuila, luego de que 15 hombres de entre 22 y 61 años quedaron atrapados cuando miles de litros de agua inundaron una mina de carbón en Sabinas.

Posteriormente se dio a conocer que cinco de ellos lograron salir, y dieron testimonio de lo que vivieron en la mina, entre ellos Raymundo Tijerina, quien trabajaba junto a sus dos hermanos en el lugar, uno de los cuales continúa atrapado junto a otros nueve mineros.

Antes de ser trasladado al hospital, narró a sus familiares lo que experimentó al momento del accidente. De acuerdo con su relato, el agua los tomó por sorpresa y se quedaron sin oxígeno, quienes lograron salir se despojaron de su equipo y fueron arrastrados por la corriente, lo que les permitió abandonar el lugar.

El hombre también dijo que los mineros atrapados están en un lugar sin salida, al que fueron arrastrados por el agua. En dicho resquicio tampoco hay oxígeno.

Otro sobreviviente es Héctor, quien se encuentra hospitalizado luego de salir de la mina, por lo que su madre, doña María, dijo al diario Milenio que su hijo le contó cómo vio a sus compañeros ser cubiertos por el agua sin poder hacer nada por ellos.

También le reveló que se escuchaba muy feo, como mucho aire y que pensó: “algo va a pasar”, sin embargo, la entrada del agua los agarró desprevenidos. Quedó prensado en una madera, pero al poder liberarse se quitó sus botas y demás equipo, y con la ayuda de una manguera logró salir.

Ambos hombres llegaron a sus hogares por su propio pie para informar a sus respectivas familias de lo ocurrido, quienes a su vez los convencieron de ir al hospital, pues además de golpes, uno de ellos presentaba tos debido a que tenía agua en los pulmones.

El rescate de los 10 mineros atrapados avanza contra reloj, y tras realizar el bombeo de agua buzos especializados se preparan para ingresar a la llamada zona cero.

Pese a la difícil situación y que los mineros están a 60 metros de profundidad, los familiares mantienen la esperanza de hallarlos con vida y oran para que ocurra un milagro.

Por redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.