• Al no aparecer en los registros de Estados Unidos se cree sea “testigo protegido”.

(LaOpinionLA)

El día que Édgar Valdez Villarreal fue capturado por las autoridades mexicanas acaparó la atención de los medios nacionales e internacionales, debido a la gran sonrisa que el sanguinario narcotraficante lanzaba a las cámaras de los periodistas, pese a que su carrera criminal quedaba truncada y le esperaba una probable extradición a Estados Unidos.

Como se esperaba, el capo conocido como “La Barbie” por su piel blanca y sus ojos claros, fue entregado a las autoridades estadounidenses en septiembre de 2015, es decir, cinco años después de su arresto, y fue sentenciado a 49 años de prisión por los delitos de tráfico de drogas y de lavado de dinero.

Sin embargo, algo ocurrió con su situación legal recientemente, pues el que fuera mano derecha de los hermanos Beltrán Leyva y quien permanecía recluido en la penitenciaría federal de máxima seguridad de Coleman II, en el condado de Sumter, Florida, ya no se encuentra bajo custodia del Buró Federal de Prisiones de Estados Unidos (BOP).

El sitio estadounidense Borderland Beat reportó la tarde del lunes que “La Barbie”, cuyo número de registro es 05658-748 ya no aparece bajo custodia, aunque eso no significa necesariamente que ya fue liberado.

Y es que, aunque no se especifica el paradero del narcotraficante, el Buró Federal de Prisiones continúa mostrando una fecha de liberación para Valdez Villarreal del 27 de julio de 2056.

Según detalla Borderland Beat, cuando un recluso ha sido liberado, normalmente muestra una leyenda que consigna que fue liberado en una fecha específica. Si el reo actualmente está cumpliendo su condena en una prisión federal, se muestra su ubicación y la fecha de liberación establecida.

El sitio agrega que, en casos anteriores en los que capos de alto perfil ya no aparecen bajo custodia del sistema de prisiones federal, es porque podrían haber aportado información que les permita ser testigos protegidos.

Otra hipótesis es que “La Barbie” habría hecho un trato para cooperar con los fiscales federales, y actualmente estaría bajo la custodia de alguaciles federales y/o en una prisión para testigos detenidos.

En 2021 ocurrió con Dámaso López, alias “El Licenciado”, quien salió en libertad luego de atestiguar que Emma Coronel, esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán estaba involucrada en los negocios de su esposo.

Ese mismo año el estatus de otro narcotraficante cambió a ‘desconocido’. Se trata de Eduardo Arellano Félix, quien dejó de aparecer en el sistema de la Agencia de prisiones de Estados Unidos. El presunto criminal fue extraditado a México, donde lo arrestaron por delitos cometidos en el país.

 

Por redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.