• Tan solo entre los años 2014 y 2015, el gobierno federal entregó unas 6,000 armas de fuego a las autodefensas de Michoacán.

Debido a la ola de inseguridad provocada por diversos grupos del crimen organizado, en varios estados del país, como Michoacán, comenzaron a surgir los llamados grupos de autodefensas.

Aunque en un principio se trataba de decenas de pobladores que se alzaban en armas para defender su localidad ante la invasión de los criminales, poco a poco estos grupos fueron creciendo.

Así, entre los años 2014 y 2015 el gobierno federal, a través del comisionado para la seguridad de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, entregó unas 6,000 armas de fuego a las autodefensas.

Lo que nunca imaginaron es que, años después, todo este arsenal terminaría en manos del crimen organizado, tal como lo reveló el secretario de Gobierno del estado, Carlos Torres Piña.

Durante una entrevista con el diario La Jornada, el funcionario aseguró que hoy en día hay gente armada sin control, principalmente en la región de la Tierra Caliente, debido a que en la administración del presidente Enrique Peña Nieto impulsaron una estrategia para armar las autodefensas.

Estas declaraciones coinciden con lo que Hipólito Mora Chávez, líder del grupo de autodefensa de la comunidad La Ruana, municipio de Buenavista, dio a conocer desde 2014, cuando dijo que habían sido infiltrados por el crimen organizado. “No me hicieron caso; prefirieron encarcelarme”, afirmó.

Ahora, para tratar de resolver esta situación, el gobierno de Michoacán implementó, desde el pasado 4 de julio, una campaña de desarme a través de acciones como el cambio de armas por dinero o enseres domésticos.

Asimismo, se intensificaron las revisiones y filtros en aeropuertos, centrales de autobuses y servicios de paquetería, entre otros lugares estratégicos, sobre todo en los límites con Jalisco, Guanajuato y el estado de México.

Al respecto, Hipólito Mora declaró que no está de acuerdo con que se desarme a quien posee una escopeta o una pistola para defender a su familia y su negocio, y en lugar de ello propuso que se detenga a los cárteles que libran una guerra por el control de Michoacán para el trasiego de drogas, quienes muchas veces se hacen pasar por autodefensas para poder operar en la región.

Por redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.