Menu

Tendrá Avenida Gabriel Leyva sólo circulación de ingreso a la ciudad desde el martes

Se colocarán las nuevas tuberías para agua y drenaje, por proyecto de modernización integral de la vialidad

Este lunes 10 de mayo inician los trabajos de preparación para la colocación de las nuevas tuberías de agua potable y drenaje de la Avenida Gabriel Leyva, en su tramo del Café Marino al Santuario de Guadalupe, como parte del proyecto de modernización de la vialidad, por lo que a partir del martes 11, a las 5:00 horas, será habilitado sólo para ingresar a la ciudad.

Tras participar en una reunión de trabajo con la Subdirección de Tránsito Municipal y las constructoras que colaboran en la segunda etapa del proyecto, el Gerente General de Jumapam, el Ingeniero Luis Gerardo Núñez Gutiérrez, destacó que esta segunda etapa se planea desarrollarla con mayor celeridad, por lo que recomienda a los conductores tomar las precauciones necesarias ante la modificación del sentido de la circulación vial.

“Tuvimos una junta muy fructífera con las partes involucradas: Tránsito, constructoras y de Jumapam la gerencias General, Construcción y de Operaciones; empezamos ya el día lunes 10 de mayo, a las 5 de la mañana, es una obra muy importante para Mazatlán la que nadie antes quiso entrarle, porque se moderniza en todos los aspectos, se renovarán tuberías que tenían 70 años, no nada más es la pavimentación, sino colocar toda la red hidrosanitaria nueva y para trabajar mejor se tendrá que modificar la circulación”, explicó.

Al respecto, el Subinspector de Tránsito Municipal, Jesús Antonio Estrada Díaz, expuso que a partir del martes, a las 5 de la mañana quedará cerrado a la circulación el carril de entrada a la ciudad (de norte a sur), mientras que el carril de salida será habilitado en un solo sentido para el ingreso vial, desde el Café Marino hasta la Estación de Bomberos; mientras que para la salida de la ciudad se proponen como rutas alternas las avenidas Gutiérrez Nájera, Juan Carrasco y Ejército Mexicano, así como Juan Pablo II y Santa Rosa.

“La circulación que viene de norte a sur va a ser un solo sentido, a través del carril que sale de la ciudad, se habilita un sentido inverso durante el tiempo que duren las obras, y el tráfico que venga de salida del centro se va a desviar en Josefa Ortiz, para que tome la Gutiérrez Nájera y la ruta alterna será la Ejército Mexicano”, precisó el jefe de Tránsito Municipal.

Por su parte, las constructoras que colaboran en la ejecución de esta segunda etapa del proyecto expresaron su compromiso de trabajar en jornadas extendidas y a través de varios frentes, dado que implica un tramo más transitado que el primero y por la cercanía de las lluvias, que son un factor que puede obstaculizar el avance.