• Su sorpresivo despido del programa ‘Sale el Sol’ obligó a Talina Fernández a desprenderse, con todo el dolor de su corazón, de su casa de descanso en el Lago de Tequesquitengo

La reconocida presentadora mexicana Talina Fernández, de 77 años, está pasando por una etapa muy complicada en el plano económico, al darse a conocer que se verá obligada a vender una de sus mansiones más queridas por no contar con recursos suficientes para seguirla manteniendo.

De acuerdo a su hijo Patricio, la ‘Dama del buen decir’ vive al día, por lo que su despido del programa ‘Sale el Sol’, de Imagen Televisión, le cayó como bomba, pues la agarró sin un peso en la bolsa y con múltiples deudas encima.

Esa crisis por la que atraviesa la ha llevado a subastar objetos preciados, pero no fue suficiente, por lo que ahora toca el turno a la residencia que posee en el Lago de Tequesquitengo. La lanzó a la venta por más de $3,000,000 de pesos, algo así como $150,000 dólares.

El inmueble no solo es especial para la también periodista por ser el sitio donde solía reunirse con su familia, sino que también porque consigo se lleva los días que Mariana Levy, su hija, pasó ahí antes de su lamentable muerte el 29 de abril de 2005.

“Ella tiene una casa en Tequesquitengo que toda la familia amamos. Hay una gran cantidad de recuerdos que tenemos ahí, ese hogar le recuerda tanto a mi hermana Mariana y mi mamá no se quería deshacer de ella por nada en el mundo, pero ante la desesperación de las deudas, ya la puso a la venta”, narró Patiricio en entrevista con la revista mexicana TVNotas.

A continuación detalló que la venta de la vivienda es la única alternativa que tienen para salir lo mejor parados posible de las deudas que enfrentan.

!Tenemos que pagar deudas y muchas cosas y ya no hay otra opción, como decía mi abuelita materna: ‘Los bienes son para arreglar los males’, entonces, mi mamá tiene que tomar esta decisión con todo el dolor de su corazón”, concluyó Pato Levy.

La propiedad, que fue comprada por Talina Fernández en 1987 y que con el pasar del tiempo le fue haciendo algunas modificaciones y ampliaciones, cuenta en la actualidad con nueve recámaras y con nueve baños, es decir, con el espacio más que suficiente para llevar a cabo las más diversas reuniones familiares.

También goza de vestíbulo, de cocina, de antecomedor, de comedor, de sala de estar, de sala principal, de sala de televisión, de terrazas, de piscina con su respectiva zona de spa, de extensas áreas verdes, entre otras habitaciones y amenidades.

Por redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.