Muestra la Universidad Autónoma de Sinaloa absoluta disposición de colaborar con la Fiscalía General del Estado, señala Robespierre Lizárraga

En una muestra plena de disposición de colaborar con la Fiscalía General del Estado (FGE) para agotar las diligencias que tengan a bien realizar, el encargado del despacho de Rectoría de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), doctor Robespierre Lizárraga Otero, recibió en las instalaciones del Campus Buelna a agentes policiales de investigación de dicho órgano procurador de justicia.

Y es que, la mañana de este 19 de octubre, personal de la FGE se apersono al área de rectoría para llevar a cabo actos de investigación en algunos de los espacios de la institución y con personal que labora en la misma, respecto a los hechos que acontecieron en la máxima casa de estudios el pasado 30 de marzo.

“Cumplen una diligencia que es hacer una serie de entrevistas, así como, visitas oculares, toma de fotografías y video de algunas instalaciones de la universidad respecto a algunos hechos que ocurrieron aquí en la universidad”, detalló Lizárraga Otero.

Señaló que dichas diligencias devienen de la carpeta de investigación por el delito de abuso de autoridad, un delito que dijo, fue fabricado desde el estado particularmente con la intervención de la Auditoría Superior del Estado (ASE) y la propia Fiscalía.

De igual manera, expresó que esto también es parte de la persecución política que el Gobierno del Estado de Sinaloa emprendió en contra de la nueva universidad por la defensa de la autonomía universitaria y lamentó que se dedique desde estos entes a producir delitos en contra del Rector y de otros universitarios.

En su visita los elementos de la policía de investigación de la FGE recorrieron todos y cada una de las dependencias universitarias que solicitaron, hicieron tomas de fotografía y video, así como también entrevistaron a la contadora general Rebeca Peña Carrasco y al licenciado José Alfredo Peinado Parra, quienes a petición de uno de los agentes narraron de acuerdo a su vivencia, los hechos ocurridos el 30 de marzo cuando auditores de la Auditoría Superior del Estado (ASE) hicieron acto de presencia en las instalaciones universitarias.

Agregó que el desarrollo de la diligencia se llevó sin obstaculización alguna, pues siempre hubo disposición por parte de los universitarios; asimismo, comentó que, los actos de investigación concluyeron alrededor de las 12:00 horas, cuando los agentes manifestaron que se retiraban, pero que regresarían en otro momento.

“En todo momento, respetuosa y dispuestos a facilitarles su trabajo fueron atendidos por un servidor como encargado del despacho de la Rectoría, ellos pudieron acceder a las áreas que solicitaron, ellos pudieron entrevistar a las personas que solicitaron”, enfatizó.

Noticias relacionadas

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.