• Blanca Estela García, alcaldesa de Escuinapa, bajo la lupa.
  • Advierte el gobernador Rocha Moya se investigará el tema de los medicamentos que dejaron se echaran a perder.
  • AMLO quiere más dinero. No le salen las cuentas con el Tren Maya.
  • ¿Y cuando comparecerá el priista Rafael Padilla Díaz o darán a conocer avances de las demandas contra Pucheta?.

 

Alfredo Ramírez.

Resulta una canallada que, mientras en varios hospitales o clínicas no existe el medicamento suficiente para atender las necesidades de la población abierta y la derechohabiente, las autoridades de salud permitan; por omisión o burocratismo, se echen a perder miles y miles de piezas de fármacos.

La información dada a conocer por el secretario de Salud del estado de Sinaloa, Cuitláhuac González Galindo, en el sentido de haber encontrado en una bodega con medicinas caducadas con un valor de 30 millones de pesos; se convirtió en noticia nacional.

Estos lotes de medicamentos con requerimientos de compra del 2019 y 2020, para ser entregados por el INSABI a la secretaría de Salud el 2020 y 2021, involucran al gobierno de el hoy embajador Quirino Ordaz y el ex secretario Efrén Encinas Torres.

Los medicamentos inútiles fueron encontrados el mes de noviembre del 2021 por Rafael Romo del Centro de Logística de la secretaría de salud, quien levantó las actas de la “recepción” de esas medicinas, algunas de ellas, todavía en esas fechas, incluidas en una “carta de canje”. El “descubrimiento” fue publicitado el día de ayer en el marco de la Reunión Estatal de la SS; donde el propio secretario de Salud, Cuitláhuac González Galindo, señaló que mientras en hospitales y unidades médicas se informaba a los pacientes que no había medicamentos, en las bodegas se tenían los fármacos y es un tema que se tiene que corregir.

Estas medicinas o fármacos se deberán de dar de baja y destruirse ya que no se pueden otorgar a los pacientes.

Y mientras el secretario Cuitláhuac descartó se realice alguna investigación del porque se dejaron en el almacén y no se distribuyeron a las unidades médicas; el propio Gobernador Rubén Rocha Moya, lo desdice, al informar que “se abrirán las carpetas correspondientes para esclarecer esta situación”.

Asimismo, el mandatario señaló que con excepción de medicamentos muy especializados, sobre todo para los de tratamientos oncológicos, y que los medicamentos encontrados deberán regresar al gobierno federal para su destrucción.

“Eran medicamentos que caducan. Entonces, se tiran. Todo eso tiene que haber un proceso de investigación, lo vamos a investigar, claro. Es responsabilidad y las responsabilidades se fincan, nosotros revisamos las bodegas y el medicamento caduco”, señaló.

Lamentablemente, Sinaloa vino a sumarse a las entidades donde por falta de un mecanismo adecuado de abasto y distribución se desperdician lotes de medicamentos.

Existe un estudio que señala a nivel nacional un promedio de 2 mil toneladas de medicamentos vencidos y sin utilizar por año.

Hay instituciones como el IMSS que en el año 2019 no surtió 5 millones 340 mil recetas y, al año siguiente 2020, la cifra creció a 15.85 millones de recetas.

En el  caso de Sinaloa, esta situación no debe de quedar impune.

ESCUINAPA es un municipio pequeño con ganas de salir adelante. Lejos han quedado los tiempos de la riqueza camaronera aunque sigue siendo un pilar de la economía junto con la hortícultura. Ha transitado por gobiernos de diversos signos y colores.

Sin embargo, en estos días su administración municipal, misma que encabeza la alcaldesa Blanca Estela García Sánchez empieza  a ser vigilada con lupa.

Y  no se trata de las actitudes de nepotismo que le han descubierto a la primer edil o la falta de transparencia. No, no solamente eso.

Ha trascendido, que más allá de que las pocas obras que actualmente se realizan son con recursos del Gobierno del Estado; las obras que se vienen son con recursos federales del FAIS derivado de 35 millones de pesos que ya aterrizaron. Para ello, de acuerdo con publicaciones estatales, la alcaldesa Blanca Estela García Sánchez y su director de Obras Públicas, Jesús Sandoval dieron de alta a varias empresas en el padrón de proveedores, con características muy pero muy especiales., donde se pretende quedarse con el 30 por ciento del total de las obras. ¿Hay moche o habrá moches?. Es lo que se está revisando con lupa.

De acuerdo con el Carlos Avendaño de “Sin Redundar” ya se piden comisiones del 15 por ciento. ¡¡Pa´su mecha!!.

Al pendientes.. y con lupa.

OTRA VEZ no le salen las cuentas al presidente López Obrador. Necesita 70 mil millones de pesos más para el Tren Maya y poder conectarlo al Aeropuerto Internacional Felipe Angeles.

De acuerdo con el Programa Nacional Ferroviario 2022, de la Secretaría de Infraestructura y Comunicaciones y Transportes (SICT), sólo por el Tren Maya se desembolsarán 62 mil 658 millones de pesos más de lo previsto originalmente.

Mientras que para ampliar el Tren Suburbano deben agregar unos 7 mil 26 millones de pesos a su estimación original.  Especialistas en infraestructura señalaron que, de origen, el proyecto del Tren Maya para el sureste del país estuvo mal diseñado.

Autoridades de Hacienda proyectan un costo de 167 mil 341 millones de pesos, pero en el Programa Nacional Ferroviario 2022 la Subsecretaria de Infraestructura de la SICT considera que la obra se encareció en 62 mil 658 millones de pesos y ahora costará 230 mil millones de pesos.

LA DEL ESTRIBO.- Los regidores aprobaron punto de acuerdo para que el titular del OIC, el priista puchetista quimiquista Rafael Padilla Díaz compareciera. La fecha se ha ido posponiendo. ¿Acaso andan planchando o limpiando cuentas?. ¡Es pregunta!. Por otra parte, desde la primer administración del Viajero Fiestero se dijo que hay más de 18 demandas en contra de Fernando Pucheta. ¿Cuándo darán a conocer los avances?.  Hay pactos en lo oscurito?. HLP…DM

Por redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.