• Promueven las acciones de cuidado y preservación de esta especie

Poco más de un centenar de tortugas golfinas fueron liberadas en la Playa Hinchahuevos, perteneciente a la sindicatura de Estación Dimas en San Ignacio.

Esta actividad forma parte de las acciones de conservación de la tortuga marina por parte del Área de Protección de Flora y Fauna Meseta de Cacaxtla, en coordinación con la Dirección de Turismo de San Ignacio, donde participaron alumnos de distintos grados de escuelas de Barras de Piaxtla y de la Secundaria Nueva Creación de San Ignacio.

En representación del alcalde estuvo Evelia Manjarrez y el director de turismo municipal, Carlos Piña, además de Marisol Amador Medina, directora del Área de Protección de Flora y Fauna Meseta de Cacaxtla y profesores y padres de familia y algunos habitantes de la comunidad pesquera.

A las 8 de la maña los alumnos ya estaban en esta playa para poder formar parte de esta actividad, además que tuvieron la oportunidad de disfrutar de una mañana con el contacto con la naturaleza y conocer más sobre las distintas especies de tortugas que hay en nuestro país.

Amador Medina comentó que este tipo de actividades las realizan año con año, con el objetivo de contribuir al cuidado de este tipo de especies marinas y comentó que el principal depredador de este tipo de tortugas y de los huevos de tortugas es el hombre, ahí la importancia de que los niños y adolescentes conozcas sobre este tipo de acciones.

Por su parte el director de turismo de San Ignacio indicó que ésta actividad también forma parte del programa ProMoviendo San Ignacio, donde el objetivo es que los niños y adolescentes conozcan los atractivos turísticos que tiene el municipio y las playas de Barras de Piaxtla forman parte de este apartado.

Cada uno de los alumnos tuvo en sus manos una pequeña tortuga que tenía apenas días de nacida, para posteriormente colocarla en la arena de la playa y así poder ver como las olas del mar las arrastraban para entrar en el mar y así comenzar su vida en su hábitat natural.

Este tipo de tortugas, a lo largo de su vida llegan a desovar dos o tres veces al año y en ocasiones sus huevos son devorados por aves o por el hombre, lo que ocasiona que cada vez haya menos ejemplares de este tipo.

Por redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.