Menu

RAFAEL PERTENECE A UNA DE CUATRO GENERACIONES DE PESCADORES.

Toda una vida relacionada con el mar tiene Rafael Guadalupe Sánchez Ortega, integrante de una familia de cuatro generaciones relacionadas con el mar; él lleva actualmente más de 30 años como ostionero en la popular playa de Los Pinitos.

“Fui pescador de la Playa Norte desde que tenía 8 años empezando con piola; luego al ir creciendo me pegaba con un señor que ya falleció para irnos a la pesca de la sierra, sobre todo de noche cuando no había producto de día. Más tarde me contacte con un camarada en los barcos y nos íbamos a la pesca de camarón o de escama, al huachinango, a la Baja California”.

Padre de cuatro hijos, de cuales solo al mayor le gustó la pesca y ahí hizo poco a poco su patrimonio. Nos comenta Rafael que su hijo se fue3 haciendo de un carrito y luego su propia panga.

De los nietos, solamente uno, precisamente vástago del único hijo que heredo el gusto por la pesca

“Pero mi hijo es muy regañón y –el nieto: se fue a la Marina donde opera un yate y apenas tiene 18 años”.

Rafael Guadalupe es originario de Mazatlán; nació por la zona de la Central Vieja, cerca de un molino, en pleno Centro, ahí por donde hoy se ubican las populares changueras.

Al crecer la familia se fueron a vivir a la colonia Reforma, cuando se fue rellenando ganadole terreno al mar.

“Fíjate que cuando pegaban los ciclones y se inundaba nosotros íbamos en panguitas y sacábamos a la gente de las zonas más bajas, ahí donde está el mercadito – Juan Carrasco- en la conocida huerta de Los Chinos”.

A él le tocó el antigio cine Terraza Mazatlán que se construyó sobre un baldío en la misma colonia Reforma; cine que –dice- se echó a perder porque caía mucho loco, hasta que lo cerró “el gobierno”.

Son más de treinta años los que lleva ahora ofreciendo el ostión, todo el año, en la playa de Los Pinitos, a un costado de la Casa El Marino y el Fuerte 31 de Marzo.

Nos explica que ahora hay ostión del placer todo el año porque existen granjas donde se cultivan las larvas y se les alimenta hasta que están listos para su comercialización.

Ese producto lo traen de la zona de Las Arenitas y Compista.

La diferencia entre el ostión de piedra y el de placer es que el primero es de sabor más fuerte y el segundo más delicado.

Su producto lo oferta desde las ocho de la mañana hasta las seis de la tarde, si es que no se enfada antes.

universidad autónoma de Sinaloa

DIF: AREA DE JUEGO INCLUYENTES


- Video -
- Activa el audio -

SISTEMA ESTATAL DE SEGURIDAD PUBLICA.


- Video -
- Activa el audio -

Gabriel Sánchez y Asociados


- Video -
- Activa el audio -