Menu

MARÍA DE LOS ÁNGELES MANUELA TRANQUILINA, A 135 AÑOS DE SU PARTIDA.

Mujeres como ella no trascienden por su belleza de sex simbol, sino por otros dones: la riqueza, su fealdad o la sublimidad del arte.

Doña María de los Ángeles Manuela Tranquilina Cirila Efrena Peralta y Castera no fue reconocida precisamente por el nombre de pila, que sus padres amantísimos le endilgaron en honor a toda su ascendencia cuando nació el 16 de junio de 1845, según algunos.

Sin embargo, otros señalan como fecha de nacimiento de tan ínclita dama, 22 días después, es decir el 6 de julio de 1845 y esa es la que se ha tomado como oficial aquí en Mazatlán, donde la cultura es controlada todavía por una chusmamafia.

También como oficial pero sin tantas discusiones históricas tenemos la de su muerte: el 30 de agosto de 1883.

Doña María de los Ángeles Manuela Tranquilina Cirila Efrena Peralta y Castera fue conocida como “El Ruiseñor Mexicano” con el nombre artístico de Ángela Peralta.

La alegoría de su vida es digna de una película holliwoodense por las vicisitudes que debió de afrontar para llegar a ser la más famosa cantante de ópera que haya dado México.

Desde los seis años ya mostraba enormes facultades vocales y a sus ocho años cantó la Cavatina de Belisario en 1853 por lo que fue aclamadísima.

A los quince personificó La Eleonora del “Trovador” de Verdi por lo cual muchos pidieron su viaje a Europa.

Su padre fue uno de los hombres más celosos y despóticos que trataron de reprimir sus virtudes, sin embargo logró salir adelante.

De acuerdo con las muchas biografías de ella, entre las que destacan “Ángela Peralta” de María y Campos de Ediciones Xóchitl de 1944, la de Manuel Toussaint de 1944, la de Raquel Díaz de Leon de la UNAM en 1992 titulada Evocación a Ángela Peralta, o la de Sergio López Sánchez denominada “In articulo mortis”; la Diva mexicana debuto el 13 de mayo de 1862, a los 17 años, en el teatro Scala con Lucía de Limantour.

En Turín, Italia, cantó ante Victor Manuel II y su esposa, “La sonámbula” de Bellini, siendo aclamada en 32 ocasiones que salió al centro del palco escénico.

A raíz de esa ocasión le llovieron contratos en Roma, Florencia, Lisboa y El Cairo hasta que en el año de 1865 trata de regresar a nuestro país invitada por el emperador Maximiliano de Habsburgo pero no fue posible, por lo que se casa en Madrid con el literato Pedro Castera y es hasta cuatro años y medio después que puede regresar a México.

El 28 de julio de 1872 tras entrevistarse con el presidente Sebastián Lerdo de Tejada realiza una breve gira por el país y regresa en agosto a Europa. Luego tardaría 10 años en regresar acá después de cantar en el Gran Teatro Nacional.

A Mazatlán llegó en agosto de 1882 donde enfermo de fiebre amarilla y en su lecho de muerte contrajo segundas nupcias con su empresario y representante, el literato Julián Montiel y Duarte, de quien se decía era su primo, muriendo al día siguiente, un día como hoy pero de 1882 dejándole una gran herencia sobretodo en joyas que, se supone, de acuerdo a las malas lenguas, propicio la fortuna de uno de los apellidos ilustres que trascienden en Mazatlán.

A pesar de la oposición de su padre, este sufragó los gastos para su primer viaje a Europa en 1861 y fue el 13 de mayo de 1862 cuando por vez primera se le llamó el Ruiseñor Mexicano.

Años después cuando arribó a Mazatlán, procedente de Guaymas y La Paz, se le hizo un recibimiento fastuoso con todo e Himno Nacional y un desfile por las principales calles de la ciudad.

El lugar donde murió todavía existe en la calle Carnaval, aunque la placa conmemorativa ya se la robaron; y la habitación del Hotel fue absorbida por el teatro que lleva su nombre en Mazatlán; ha sido inmortalizada con una colonia y varias calles que llevan su nombre en Ciudad de México y un busto en Italia.

En Mazatlán fue sepultada en el panteón que lleva su nombre, sin embargo años después sus restos fueron exhumados para ser trasladados a la Rotonda de los Hombres Ilustres.

Hoy se cumplen 135 años de la partida de María de los Ángeles Manuela Tranquilina Cirila Efrena Peralta y Castera.

universidad autónoma de Sinaloa

DIF: AREA DE JUEGO INCLUYENTES


- Video -
- Activa el audio -

SISTEMA ESTATAL DE SEGURIDAD PUBLICA.


- Video -
- Activa el audio -

Gabriel Sánchez y Asociados


- Video -
- Activa el audio -