Menu

El asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas es un acto que enluta a medios de comunicación y a toda la sociedad sinaloense”

“Es una muerte que reitera la opinión de la población; el Estado ya perdió el control en nuestra entidad y la violencia ya tocó fondo”: Héctor Melesio Cuén Ojeda

Fue una nota que nos resistíamos a creer que había pasado; la muerte del periodista Javier Valdez Cárdenas, un gran profesional del periodismo, amigo sincero con quien podías polemizar aun cuando no estuvieras de acuerdo en los temas que se analizaban.

Expresamos nuestros más sentidos pésame a su esposa Griselda Triana y a sus hijos Tania y Francisco, todos ellos integrantes de la comunidad universitaria. Especialmente para Gris, quien en el periodo 2005-2009, cuando tuve la oportunidad de conducir la Universidad Autónoma de Sinaloa, tuvo la responsabilidad de Jefa de Redacción de la Dirección de Comunicación Social.

Condenamos y lamentamos esta y tantas muertes que están ocurriendo en Sinaloa, las estadísticas son muy claras, ya no hay respeto para maestros, médicos, licenciados, periodistas o cualquier otra persona que viva como un ciudadano común y corriente.

El Partido Sinaloense se suma al reclamo que la sociedad en general está haciendo de manera pública al gobernador y a todas las autoridades que su obligación es garantizar la seguridad de la población.

Javier fue un compañero valiente que se caracterizó por ejercer un periodismo objetivo y de cara a toda la sociedad, conocedor de los temas que manejaba, hablaba y escribía de manera directa, lo cual lo hizo merecedor de un respeto generalizado de parte de la sociedad y de manera específica de quienes forman parte de los medios de comunicación.

Fue un periodista que por la valentía de sus trabajos obtuvo premios estatales, nacionales e internacionales, e incluso el contenido de sus obras literarias reflejaba el conocimiento que logró tener sobre la delincuencia en el estado y más allá de Sinaloa.

Este crimen, sin duda alguna será un detonante que lleve a la sociedad a exigir que la Fiscalía General tenga resultados ante tantos crímenes, pues la población ya no acepta promesas de que los asesinatos se van a resolver.