Menu

DISFRUTAN DE POLIFACÉTICA HORA MUNICIPAL.

Se prende el público lo mismo con la Banda de Música de la Tercera Región Militar que con Heidi Herrera y “El Loquito del Rancho”

Los asistentes a la Hora Municipal disfrutaron de una polifacética Hora Municipal en la que pasaron de la Banda de Música del Ejército a “El Loquito del Rancho”, de Grupo Siglo 21 a Heidi Herrera.
Fue un programa dinámico en el que los conductores organizaron concursos y entregaron regalos de patrocinadores como Rin Rin Pizza y Fábricas de Francia.
La Banda de Música de la Tercera Región Militar empezó con el “incendio”. La seriedad de los militares quedó en el uniforme cuando interpretaron el Mambo Número 8 y levantaron a los asistentes de sus asientos.
Y el público siguió de pie cuando llegó Grupo Siglo 21, que, para demostrar la destreza de cada uno de los músicos organizó una “rifa” de sus integrantes.
El último viernes y La vida es un Carnaval fueron algunas de las canciones que interpretaron y que fueron coreadas por los asiduos asistentes a la Hora Municipal.
Heidi Herrera, y su show “lo que cantamos las mujeres” prendió no solo a las mujeres, sino a los caballeros. Muy a su manera interpretó temas como Secreto de amor, Te pareces tanto a mí, Maldita Primavera, Te quedó grande la yegua, Adiós Amor, Con la misma piedra, Inolvidable y cerró su participación con un popurrí al que bautizó como El serenazo.
Y por su algo hubiera faltado, el público se acabó las palmas de las manos para aplaudir a Heladio Flores, “El loquito del rancho”, que en su etapa de cantante interpretó el éxito de su primer disco ¿Se va a hacer o no la carnita asada?
Flores habló de las canciones que compuso para Julión Álvarez, para Los Sebastianes y Los Recoditos, casi todas ellas refieren a su vida que arrancó trabajando en los campos agrícolas de su natal Guasave y ahora está en el camino del éxito como compositor y ahora como cantante.
“El loquito del rancho” no dejó de bailar en el escenario, acompañado de uno de sus músicos, y contagió al público que no se quería retirar.
Y al final, se hizo la carnita asada.