Menu

DESDE EL BURLADERO. PADECEMOS UNA SITUACIÓN DE BARBARIE Y UN GOBIERNO PASMADO.

  • Asesinatos de maestros en Concordia, es la gota que puede derramar el vaso.
  • Sólo unos pocos diputados salieron a manifestar su indignación y repudio. ¿Y los y las demás?
  • Rellenan arroyo donde estaba la invasión El Tamarindo.

Alfredo Ramírez.

Con qué nos saldrán las principales autoridades de México y de Sinaloa en las primeras horas de este viernes?. Cuestión de esperar.

Y es que los hechos ocurridos en dos estados del país, Puebla y Sinaloa, guardadas las debidas proporciones, son unos verdaderos actos de barbarie producto de un gobierno pasmado y una lacerante impunidad.

En Puebla, la madrugada del martes, ya estará enterado, un grupo delincuencial atacó a una familia que se detuvo en una carretera a realizar sus necesidades dejando un saldo de un niño de dos años muerto por un balazo; una madre de familia y su hija ultrajadas sexualmente y el padre de familia herido.

Horas después,  a escasos kilómetros ocurre un bloqueo inducido por sátrapas delincuenciales que controlan la zona, conocidos a secas como los “chupaductos”, que trajo como saldo diez personas muertas, entre ellas cuatro militares y un elemento policiaco.

El gobierno sabe perfectamente bien quienes operan en el llamado Triángulo Rojo y no ha podido, sabrá Dios porqué, como desarticularlo.

Habrá que ver si algunos seudo defensores de los derechos humanos salen a ladrar que en el enfrentamiento se violentaron garantías individuales como si estas lacras que consiguen armas con una facilidad pasmosa respetarán las garantías de terceros.

Ahí se opera gracias a la impunidad y a un gobierno que contra ellos no sabe ejercer el principio de autoridad.

En Sinaloa, concretamente en el generoso e histórico municipio de Concordia, que en el pasado diera tanta riqueza a la entidad y el país antes de sumirse en la pobreza; en menos de 12 horas ocurrieron dos ataques; dejando un saldo global de cuatro personas muertas y dos heridas.

El primero de estos casos, que ha causado revuelo nacional, fue el asesinato de tres maestros rurales y uno más gravemente heridos, en un camino de terracería que comunica el Cuatantal con La Petaca.

Dos de estos maestros originarios de Escuinapa; todos venían de la Telesecundaria No. 328 de la comunidad del Cuatantal, listos para volver a sus hogares y disfrutar del puente laboral.

Se dice que sujetos desconocidos – siempre son desconocidos- los emboscaron. Así de sencillo: Los emboscaron. ¿Para qué, porqué y cómo?; sólo Dios sabe porque la autoridad aquí se hará la occisa, declarará que se investigará “hasta esclarecer el hecho”, “coadyuvarán” con las otras autoridades  y “actuarán hasta las últimas consecuencias” para dar con los responsables.

Frasecitas ya muy hechas y que de tan utilizadas no generan ninguna certeza, sólo desconfianza.

Desde hace muchos años, en el estado de Sinaloa el magisterio sinaloense ha clamado y gritado en el desierto tratando de llamar la atención de las autoridades estatales acerca de la situación de inseguridad que padecen los maestros que viajan a laborar a comunidades rurales,  serranas y apartadas.

No sólo los maestros sino incluso trabajadores del sector salud y pasantes universitarios; ¿y nuestros gobiernos? ¡Mirando para otro lado!.

Un grupo de diputados locales salieron a los medios para exigir el esclarecimiento de los hechos, solidarizarse con las familias de los maestros y exigir al gobernador actual que se ponga las pilas el señor y se investigue y actúe; porque ya estuvo bueno de andar engrosando las estadísticas.

Déjeme recordarle que los medios escritos hablan y registran, precisamente esta semana la cifra de 500 asesinatos en los primeros 4 meses.

¿Cuántos más habremos de esperar?.

La diputada Maribel Chollet, representante del distrito que comprende el municipio de Concordia; la diputada Francisca Hernández Ayón, diputada por Escuinapa, municipio de donde eran originarios estos profesores; Crescenciano Espericueta, diputado y líder sindical de la sección 27; el presidente de la comisión de Educación, diputado y profesor Víctor Antonio Corrales Burgueño; el de la comisión de Seguridad Pública, Marcos Osuna y la diputada y también profesora de varios años, Zoila Gaxiola; salieron a manifestar su repudio, su solidaridad con las familias y a decir un ¡Ya basta, ni uno más!.

¡Y el resto?. ¿Por qué no salieron todos?. ¿Dónde estaban los otros treinta y tantos?.

El bufón, ávido de reflectores que preside la Mesa, porque no salió?; la mismísima Señora Presidenta, porque no salió a solidarizarse y a exigir?; Vaya! De perdis el pluriadicto pastor de la bancada azul o los vociferantes de Morena?… Porque no les duele.

De nuestra máxima autoridad, habrá que esperar a escuchar lo que tenga que declarar en el transcurso de esta mañana.

LA DEL ESTRIBO.- Con total impunidad, camiones de la Alianza de Transportistas de Carga participan en el relleno del cauce que atraviesa el lugar donde se asentaron los invasores de la Tamarindo, también conocida como Buganvilias. De los delegados de Semarnat y Profepa no podemos esperar nada, salvo que no sea perseguir vendedores de mangos en las playas y permitir que puestos pestilentes se asienten en la Sánchez Taboada. HLP…DM a.ramirezosuna@gmail.com

universidad autónoma de Sinaloa

DIF: AREA DE JUEGO INCLUYENTES


- Video -
- Activa el audio -

SISTEMA ESTATAL DE SEGURIDAD PUBLICA.


- Video -
- Activa el audio -

Gabriel Sánchez y Asociados


- Video -
- Activa el audio -