Menu

CONSENSO

ALBERTO AGUILAR

 

Aplaudido por el pueblo fue la acción que realizó el alcalde Luis Guillermo Benitez Torres, al no dejar que la empresa Espectáculos Costa del Pacífico, no se “saliera con la suya” al intentar jurídicamente no pagar casi tres millones de pesos por el concepto de multa, recargos, reconexión y adeudo de agua potable así como las tres tomas clandestinas de agua potable encontradas en el estadio de beisbol Teodoro Mariscal.

Al final se realizaron las negociaciones pertinentes y todo volvió aparentemente a la calma. Luego un hotel, el San Diego fue sorprendido con el uso de una toma clandestina de agua potable la cual la Jumapam de inmediato desconecte. La multa fue de un millón y medio de pesos. Con mano dura actuó el alcalde acción que fue reconocida por los porteños y en bocas de todos ellos se escuchaba.

Pero apenas ganaban las golondrinas cuando un tribunal colegiado sentenciaba al ayuntamiento pagar 141 millones de pesos por una bola de nieve que se dejó crecer desde el 2014 cuando Alejandro Higuera Osuna, gobernaba el puerto. La estación de gasolina que no se realizó en la colonia Palos Prietos fue el problema. Habría que ver cuánto se cobró a los Nafta Lubricantes por intentar construir una estación en una zona no autorizada y que una vecina del lugar interpusiera una demanda para que no se realizara y ahí empezó todo el proceso.

Sin embargo fueron las omisiones por parte del Jurídico del ayuntamiento el no contestar los llamados del juzgado lo que hundió más al municipio en ese turbio caso de corrupción. De paso los jueces magistrados utilizaron el momento para sacar todo su coraje ante la insistencia de AMLO el de rebajar los millonarios salarios que paga el pueblo hambriento que percibe 80 pesos diarios. Un revés por hacer las cosas bien.